Ir a contenido principal

Artículos de opinión

Artículo de Opinión
Federico Donato, Gerente de Servicios IBM Costa Rica

Cinco innovaciones que cambiarán nuestras vidas en los próximos cinco años

Ya se trate del aumento de los costos de energía, los impactos diarios de un mundo más urbano y poblado, o de mantenerse en contacto con amigos en la sociedad dinámica actual, las personas de todo el mundo enfrentan un conjunto de desafíos sin precedentes.

En los próximos cinco años, no obstante, una serie de tecnologías proporcionarán soluciones novedosas a algunos de los problemas más difíciles de la actualidad. En algunos casos, estas innovaciones aprovechan infraestructuras y tecnologías existentes, pero de una forma nueva, con inteligencia. En otros casos, ofrecen enfoques nuevos para satisfacer las necesidades cotidianas. Pero dentro de los próximos cinco años, estas innovaciones ayudarán a mejorar la forma en que el mundo funciona.

No se necesitará ser científico para salvar el planeta

No todos somos científicos, pero cada individuo es un sensor que camina. En cinco años, los sensores de los teléfonos, automóviles, billeteras e incluso tweets recopilarán datos que los científicos podrán utilizar para pintar una imagen del mundo en tiempo real. Las personas podrán contribuir estos datos para combatir el calentamiento global, salvar especies en peligro de extinción o rastrear plantas o animales invasivos que amenazan los ecosistemas de todo el mundo.

Observaciones simples tales como cuándo se produce el primer deshielo en una ciudad, disponibles por una red de computadoras, darán a los científicos acceso a datos que nunca antes tuvieron a su disposición. Al combinar estos datos, podrán interpretar eventos a mayor escala.

Por ejemplo, IBM recientemente patentó una técnica que permite a un sistema realizar análisis en forma precisa y exacta de eventos sísmicos, como terremotos, y a dar alerta temprana de tsunamis, que pueden ocurrir después de terremotos. La técnica también posibilita medir y analizar rápidamente la zona del daño causado por un terremoto, para ayudar a priorizar la respuesta necesaria a emergencias.

Las personas tendrán la posibilidad de reunirse con sus amigos en 3D

En los próximos cinco años, interfaces 3D (como las de las películas) permitirán a las personas ver y hablar con hologramas 3D de sus amigos. Las películas y los programas de televisión ya están adoptando 3D. A medida que las cámaras 3D y holográficas se vuelven cada vez más sofisticadas y miniaturizadas para entrar en teléfonos celulares, se podrá interactuar con fotos, navegar por la web y chatear con amigos en formas totalmente nuevas.

Los científicos están trabajando para mejorar el video chat con el objetivo de transformarlo en chat holográfico, o “telepresencia tridimensional”. La técnica utiliza haces de luz que reflejan los objetos y reconstruye una imagen del objeto, una técnica similar a la que utilizan el ojo humano para visualizar lo que tiene a su alrededor.

Pero las nuevas oportunidades en el plano tridimensional van más allá de conversar con amigos. Los científicos están trabajando en nuevas maneras de visualizar datos 3D que permitirán a las personas meterse dentro de los diseños de todas las cosas, desde edificios hasta programas de software, o realizar simulaciones de cómo se contagian las enfermedades en globos interactivos tridimensionales.

Las baterías respirarán para alimentar dispositivos

En los próximos cinco años, los adelantos científicos en tecnología de baterías y transistores permitirán que los dispositivos duren unas diez veces más que en la actualidad. En lugar de las pesadas baterías de litio-iones utilizadas actualmente, los científicos están trabajando en baterías que utilizan aire para reaccionar con metal denso en energía. Si es exitoso, el resultado será una batería de peso liviano, potente y recargable, capaz de alimentar de todo, desde automóviles eléctricos hasta electrodomésticos.

Mejor aún, podría ser que las baterías desaparezcan por completo en algunos dispositivos más pequeños. Repensando el componente básico de los dispositivos electrónicos, el transistor, IBM apunta a reducir la cantidad de energía por transistor a menos de 0,5 volts. Con una demanda de energía tan baja, algunos dispositivos, como teléfonos celulares o e-readers, podrían cargarse utilizando una técnica de recuperación de energía denominada energy scavenging, que permite cargar un teléfono con sólo moverlo.

Los viajes serán personalizados

Avanzadas tecnologías de análisis darán recomendaciones personalizadas que permitirán a los pasajeros llegar a destino con más rapidez. Los sistemas de tránsito adaptivos aprenderán intuitivamente los patrones de viaje y el comportamiento de cada persona, para dar información más personalizada sobre seguridad e itinerarios de viaje.

Combinando analítica predictiva con información en tiempo real sobre la congestión del tránsito actual, proveniente de sensores y otros datos, los sistemas viales podrían recomendar mejores formas de llegar a destino, por ejemplo, cómo llegar a una central de transporte público cercana, si el tren llegará puntualmente, y si habrá estacionamiento disponible en la estación de tren. Los nuevos sistemas pueden aprender de los patrones regulares de viaje adónde es probable que cada persona se dirija y luego integrar todos los datos disponibles y modelos de predicción para señalar los mejores itinerarios personalizados.

Las computadoras ayudarán a energizar las ciudades

¿Qué sucedería si la energía que fluye a los centros de cómputo del mundo pudiera reciclarse para el uso de una ciudad? Ya se están sentando las bases para que este objetivo se haga realidad. Las innovaciones en computadores y centros de datos permiten que el calor que despiden y la energía excedente tengan otras aplicaciones, como dar calefacción a edificios en el invierno y alimentar el aire acondicionado en el verano.

Hasta 50% de la energía consumida por un centro de cómputo moderno se utiliza para la refrigeración del aire. La mayor parte del calor luego se pierde porque simplemente pasa a la atmósfera. Con el uso de nuevas tecnologías, como sistemas novedosos de refrigeración por agua en el chip desarrolladas por IBM es posible reciclar en forma eficiente la energía térmica de un clúster de procesadores de computación, para proporcionar agua caliente para una oficina o para viviendas.

Por ejemplo, un proyecto piloto en Suiza que integra un sistema de computación equipado con esta tecnología ahorrará hasta 30 toneladas de emisiones de dióxido de carbono por año, equivalente a una reducción de 85% de la huella de carbono.

Estas cinco innovaciones se basan en las tendencias de mercado y de la sociedad que se estima transformarán nuestras vidas, así como tecnologías emergentes de nuestros laboratorios en todo el mundo, que pueden hacerlas realidad.

Navegación por el Contenido